Garantia


La garantía es valida y vitalicia para todos los cuchillos.

Si por alguna razón sucede algo al cuchillo, cuando se usa de forma apropiada, será reparada o sustituida gratuitamente (sin embargo, se aplican los valores de los portes necesarios).

El objetivo del cuchillo es, sólo y sólo, ser un instrumento de corte, y nada más, si se somete a mal uso / abuso, pierde la garantía.

Es decir, la garantía no cubre daños que se deban a mal uso, abuso del cuchillo o problemas causados por su usuario.

Son ejemplos de mal uso de un cuchillo utilizarla como martillo, como hachas, como abre-latas, como palanca, como herramienta para arrancar clavos, martillos en su dorso o mango, torcer la lámina lateralmente u otro tipo de uso / abuso no el uso normal como herramienta de corte.

Los materiales utilizados en la fabricación son de calidad, sin embargo, conviene tener la noción de que nada dura para siempre. Sobre todo los materiales naturales están sujetos a la acción natural del tiempo y pueden contraerse y expandirse, sufrir grietas, perder parte del acabado original o incluso sufrir cambios de color y textura, sobre todo si no son cuidados correctamente.

Por regla general estas alteraciones son sólo estéticas, y no afectan en general a la calidad y el rendimiento del cuchillo.

Mis cuchillos artesanales le acompañarán durante muchos años, probablemente hasta por algunas generaciones, pero su vida útil será tanto más prolongada cuanto mayor sea su cuidado en el mantenimiento del cuchillo.